DSC01192

El Obelisco es pequeño monumento (7 m. de altura x 1m. de base cuadrada) en cuyo inicio, un cubo de concreto y piedra, de un metro de ancho por un metro de alto, recubierto de bloques de mármol travertino, nos recuerda la extensión de una cimentación fuerte y segura, que va muy acorde con los principios y Ética con que se rige nuestra Institución. La segunda etapa es donde da inicio el Mural concreto estampado al ácido, con bajorrelieves. Llamaremos cara Norte a la que contiene a una 3ª parte de altura el número “1”, y cara Sur a la que contiene a la misma altura, el número “0”. Toda la información gráfica va girando en el obelisco en forma ascendente, como una elipse, recordándonos la forma de nuestra galaxia. De esta forma la información visual, da inicio en la cara Este, comenzando el ascenso elíptico con unos escalones de una pirámide azteca que se funde con un arco, simbolizando éstos dos elementos la fusión de dos culturas: La Azteca y la Española, que es la que da origen a nuestro mestizaje.
IMG_1854
Por encima del arco está la representación de un ojo humano, con brillos muy intensos en su pupila, de una mirada serena, tranquila, y representa el reflejo del alma, que es la Misión y Visión que da vida a ésta Institución.
La cara Oeste da inicio con un engranaje circular que se convierte en orgánico, en ramas de un árbol, y que representa los brazos de todo el personal del Instituto Tecnológico:
Profesores, Directivos y Personal administrativo, simboliza el acogimiento de los alumnos, el abrazo de los principios: el de dar la educación y la preparación para un mejor futuro; y que son los frutos, simbolizados por la paloma = libertad; luna nueva = hombre nuevo; manos orantes = hombre agradecido, en constante comunicación; corazón pleno = ser humano realizado. Todos estos símbolos se van elevando y llegan a estar en la parte más alta del obelisco, porque son, precisamente nuestros objetivos más altos, todo aquello que tiene que ver con la realización del ser humano en base a un compromiso con sus semejantes.
IMG_1855
En la parte intermedia se da continuación a los escalones de la pirámide, simbolizando el ascenso al conocimiento; algunas ramas del árbol se transforman en: Raíz cuadrada; en símbolo de Infinito; en un número Uno, sobrepuesto a un girasol, elemento que representa a nuestro astro mayor, causante de la vida y el calor; en un Cero digital, que a la vez es una piedra preciosa finamente tallada, todos ellos como símbolos representativos de nuestras Ciencias Básicas y esenciales para el desarrollo del razonamiento lógico.
Todas las ramas del árbol, conforme se van elevando, dejan de tener hojas, porque su follaje pasa a convertirse de un elemento físico en algo completamente espiritual, y que llegan a ser la base de una pirámide de cristal, con cimientos en un corazón, en un “Ojo de Dios” de la cultura Huichola, y en su correspondiente fórmula descubierta por Albert Einstein, que así como descubrió su poder destructor, es exactamente el mismo poder que define a la vida: Un Poder creativo Exponencial.
La pirámide de cristal, que corona el Obelisco, es también un faro, ya que contiene luz, un faro en la parte inferior, que proyectará rayos de luz en la noches oscuras, señalando un atractivo además de visual, un punto de referencia en nuestro entorno regional, Un Instituto que es un faro de conocimiento, de servicio, de calidad, y de calidez humana.

obelisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.